/AYUDA A TU HIJO A ELEGIR SU CARRERA PARTE II

AYUDA A TU HIJO A ELEGIR SU CARRERA PARTE II

Cuando yo tenía catorce años, mi padre era tan ignorante que no podía soportarle. Pero cuando cumplí los veintiuno, me parecía increíble lo mucho que mi padre había aprendido en siete años.”
MARK TWAIN

 

La semana pasada vimos cómo funcionaba el sistema universitario en España hace 30 años.

Y vimos cómo la falta de reconocimiento de unos estudios universitarios en otro país de la Unión Europea diferente a donde tú habías estudiado suponía un problema que alcanzó dimensiones que obligaron a los gobiernos a sentarse y a buscar una solución.

Tras darse cuenta de que cada país tenía un sistema universitario diferente, la solución para armonizar todos ellos pasó por crear un sistema totalmente nuevo: un sistema universitario europeo. Esto supuso partir de cero para todos los miembros integrantes y así evitaron cualquier tipo de envidia o resquemor.

Así los miembros de la Unión Europea se reunieron en Bolonia en 1.999 para ultimar las bases que lo conformarían en la Declaración de Bolonia, más comúnmente llamada como Plan Bolonia.

Inicialmente lo firmaron 29 países, hoy lo suscriben 48.

Allí los Estados establecieron las pautas básicas que sustentarían ese Espacio Europeo de Educación Superior (EEES): un reconocimiento recíproco entre los Estados miembros de los estudios superiores cursados en los demás países miembros. Las fronteras físicas dejan de ser un problema en el ámbito universitario e investigador.

Los principios fundamentales en los que sustentaron la creación de este Espacio Europeo de Educación Superior fueron:

  1. Establecer 3 niveles de educación superior universitaria: el Grado, donde se estudian conocimientos básicos y generales. El nivel de Máster que conlleva la especialización, y el nivel de Doctorado, fundamentalmente dirigido a la investigación. Para conocer el nivel de los títulos universitarios europeos se crea el Marco Europeo de Cualificaciones, EQF-MEC. En España tiene su reflejo en el Marco Español de Cualificaciones para la Educación Superior (MECES), que indica el nivel que le corresponde a cada título. Este Marco te ayuda a identificar a qué nivel del Espacio Europeo de Educación Superior pertenece tu título.
  2. Asimismo decidieron que los créditos ECTS, los créditos europeos, serían el medio para computar los estudios. Estos créditos miden el tiempo de dedicación de los estudios, e incluyen tanto el de la asistencia a clase como el del trabajo autónomo de estudiante en su casa. Esto supone que los estudios universitarios no se miden por las asignaturas que tienen, que siguen existiendo, sino por los créditos ECTS que hayan cursado.
  3. Otro principio básico fue trasladar el centro del sistema del profesor al estudiante. Se cambia el modelo de uno basado en clases magistrales donde el profesor es el centro, a otro basado en el aprendizaje del estudiante. La adopción de esta medida ha traído muchos cambios, como los nuevos sistemas de evaluación, o la inclusión de metodologías inéditas.
  4. Y una de las principales novedades también fue la autonomía universitaria. Ya no será el Estado el que establezca los títulos universitarios que se facilitan en su país, sino que son las propias universidades las que decidirán qué títulos van a impartir, las asignaturas que los van a conformar, en qué orden se darán, con qué profesores y todos los aspectos relevantes del título. Siempre respetando unos mínimos reglados previamente. Las implicaciones de esta medida son enormes: entre otras cosas entraña que dos títulos que tienen la misma denominación pueden tener diferente duración, diferentes asignaturas, uno puede contener prácticas externas y otro no, etc… E incluso los contenidos pueden ser diferentes. Veremos un ejemplo real cuando veamos el desarrollo del EEES en España. La autonomía universitaria implica asimismo que es la Universidad la que decide qué título quiere ofrecer y sus características, lo envía al órgano gubernamental encargado de la educación universitaria de su país donde lo estudian, y en el caso de que se apruebe, la Universidad lo puede empezar a implantar. Ya nadie le dice a la Universidad los títulos que puede y no puede ofertar.
  1. Esta autonomía universitaria, como no podía ser de otra manera, ha venido acompañada de la correspondiente responsabilidad sobre los títulos que ofrece. Lo que, entre otras medidas, se ha traducido en unos controles de calidad. Controles que se dan en 3 niveles.
  • Un primero interno que debe realizar la propia Universidad.
  • Un segundo nivel externo que supervisa el que realizan internamente las universidades, formado por las agencias de calidad de cada país.
  • Y un tercer nivel conformado por las agencias de calidad europeas que supervisan el trabajo de sus homólogas nacionales o regionales, en su caso.
  1. Otro cambio significativo ha venido de trasladar la importancia de los conocimientos que se daban en la carrera a las competencias que se enseñan y los resultados de aprendizaje de los estudiantes.

Es decir, el centro son las competencias, por ejemplo la competencia de saber redactar un texto científico en inglés y defenderlo ante un tribunal. Y el resultado de aprendizaje se manifestará cuando el estudiante realice esa práctica y la reitere en el mundo laboral.

El mejor legado de un padre a sus hijos es un poco de su tiempo cada día.”
LEON BATTISTA ALBERTI

Así se ve el Espacio Europeo de Educación Superior en el mundo:

Una vez sentadas estas bases, comunes para todos los miembros de la Unión Europea, estos tenían el desafío de plasmarlo internamente, cada uno en su país. Los países firmantes acordaron un plazo de 10 años para hacerlo realidad.

En el caso de España esto se tradujo en muchas conversaciones con todos los agentes implicados: representantes de universidades, del profesorado, de los colegios profesionales, estudiantes y consejos sociales, entre otros. Tras numerosos debates no exentos de polémica, se tomaron una serie de medidas y se adoptaron normas y leyes para regular la nueva situación.

Sin ánimo de abrumar a nadie y dejando abierta la posibilidad de consulta a través de un comentario, destacamos las siguientes:

  1. En 2001 se crea la LOU: Ley Orgánica de Universidades. Se otorga, entre otras cosas de autonomía universitaria.
  2. 2007 marcó muchos hitos: se crea el RUCT: Registro de Universidades, Centros y Títulos. Es ahí donde puedes encontrar todos los títulos universitarios oficiales y sus características.
  3. En 2007 se modifica la LOU. Se armonizan los sistemas universitarios a los del EEES.
  4. En 2007 se crea un sistema de acreditación de profesores.
  5. Y en 2007 se crean los 3 niveles educativos universitarios en España: el Grado, el Máster y el nivel de Doctorado.

En la siguiente parte los veremos con detalle.

Estos son malos tiempos. Los hijos han dejado de obedecer a sus padres y todo el mundo escribe libros.
CICERÓN