/ENSÉÑASELO A TUS PADRES

ENSÉÑASELO A TUS PADRES

“Tu trabajo es descubrir tu trabajo y después entregarte a él con todo tu corazón.” Buddha

 

¿Estás harto de que tus padres te regañen por las notas?

¿Tienes la impresión de que se pasan todo el año viendo qué notas vas a sacar y en cuanto se las das sólo se fijan en si hay suspensos o en las peores notas que has tenido?

No eres el único. Sé que no consuela a nadie, pero es un mal que pasa a MUCHOS.

Te voy a ayudar.

Hoy te escribo porque quiero darte herramientas que te ayuden, para que tus padres lo vean de otra manera.

Lo primero que necesito es que veas este vídeo: https://www.youtube.com/watch?v=DqgcPnDp4_w

¿Te sientes identificado con algo?

En este vídeo vemos con claridad por qué nos frustra el colegio, por qué hay asignaturas que se nos atragantan, que quieren que todos seamos iguales. Nos enseña por qué nuestros padres se fijan en lo que hacemos mal. Por qué hacemos lo que hace “todo el mundo”. Y, sobre todo, por qué no encontramos nuestros talentos.

Tus padres sólo quieren ayudarte y creen que la mejor manera de ayudarte es que consigas las mejores notas y vayas a la universidad a estudiar una buena carrera. ¿Por qué? Hay varias razones: la principal es que hace tiempo todas las personas que sacaban buenas notas y estudiaban una carrera en la universidad tenían un buen trabajo, y generalmente para toda la vida.  Otra razón de peso es que todo el mundo lo hace.

Y hay otra razón fundamental, desde que somos pequeños nuestros padres ponen su atención en corregir lo que hacemos mal: si comemos con la boca abierta, si nos peleamos con nuestros hermanos, si no has recogido tu cuarto, si no compartes los juguetes en el parque, si vemos demasiado la televisión, si no hacemos los deberes, si estamos demasiado pendientes del teléfono, si tienes que ayudar en casa, porque te tienes que ir a dormir aunque no tengas sueño, y sigue y sigue y sigue.

A veces da la sensación de que te regañan por todo.

Pero no todo el foco está centrado en corregir los errores. Dicen que de media nos caemos 10.000 veces hasta que conseguimos andar, y, ¿qué hacen tus padres las 9.999 veces antes de que lo logres? Te animan sin descanso, una y otra vez. Y tú, no te rindes ni te desanimas, hasta que no lo logras no paras.

Y cuando decides aprender a montar en bicicleta, se centran sólo en darte ánimos sin parar. Son tus mayores fans. Cuando empiezas a comer solo, a nadar solo, cuando juegas con tu equipo,

Lo que quiero que comprendas es que su intención y su objetivo es el mismo en los dos casos, cuando te alientan y cuando te corrigen: quieren ayudarte y darte lo mejor.

Lo que ocurre es que los resultados no son iguales, en realidad son radicalmente distintos: cuando te alientan y te animan el resultado es que tú das tu mejor versión y no cesas hasta lograr lo que te propones.

Cuando te corrigen, sientes que te critican y lo que tienes que hacer se convierte en tu peor pesadilla, en una losa que tienes que cargar y por la que terminas teniendo sentimientos cercanos al odio. El resultado: consigues aprobar a la primera o a la tercera con un aprobado raspado, y con más angustia que nada. En cuanto apruebas olvidas todo: no aprendes, apruebas para pasar la prueba.

Propón a tus padres un reto, el reto: que te ayuden a identificar lo que te gusta y se te da bien. Una vez lo descubras pídeles que te alienten, que te animen. Enséñales cómo así conseguirás lo que te propongas y tendrás éxito.

Ellos te quieren y quieren lo mejor para ti: ayúdales a ayudarte. Enséñales que hay otras vías para ayudarte.

Seguir el camino de tu talento da como resultado asegurado el Éxito. No hay ningún caso de una persona que haya desarrollado su talento y no haya logrado el éxito.

Cuando hablamos de alguien que ha tenido ÉXITO, en España solemos hacer referencia a Rafa Nadal, fíjate en su trayectoria y en su similitud con el conejito de nuestra historia.

Rafa Nadal no destacó en lengua, ni en inglés ni en matemáticas. Rafa Nadal destacó jugando a tenis. Sus padres, en lugar de regañarle, le animaron, le ayudaron todos los días. Le ha apoyado su familia, su tío ha sido su entrenador.

A Rafa Nadal le gustaba mucho más el futbol que el tenis. Se dio cuenta de que su talento era en el tenis, desde bien pequeño destacó ganando partidos, incluso contra otros mayores que él.

Rafa Nadal no hizo lo que hacen todos. No trató de destacar en todas las materias y sacar sobresalientes. Rafa Nadal no ha tenido como objetivo ir a la universidad y tener un buen trabajo.

El éxito de Rafa Nadal ha venido, sobre todo, de conocer su talento y desarrollarlo al máximo.

Todas las personas de éxito han seguido el camino de su talento y, con pasión, práctica y tiempo, han logrado elevarlo a niveles extraordinarios.

Paco de Lucía Enciérrate en tu casa, trabaja y trabaja. Ten disciplina, disfruta de lo que haces. Esa es la única manera de llegar arriba, de ganar dinero, de hacerte famoso.” 

Si no hay pasión en tu vida, ¿has estado viviendo realmente? Encuentra tu pasión, sea lo que sea. Conviértete en ella y déjala convertirse en ti y te darás cuenta que grandes cosas pasarán para ti, por ti y gracias a ti.” T. Alan Armstrong

Tu trabajo va a ocupar gran parte de tu vida, y la única forma de estar realmente satisfecho con lo que haces es haciendo un gran trabajo. Y la única forma de hacer un gran trabajo es amando lo que haces. Si aún no lo encuentras, sigue buscando. No te conformes. Como todos los asuntos del corazón, sabrás cuando lo hayas encontrado.” Steve Jobs