/CIENCIAS, LETRAS, TÚ ¿QUÉ ELIGES?

CIENCIAS, LETRAS, TÚ ¿QUÉ ELIGES?

 “No se necesita mucha fuerza para hacer cosas, pero requiere una gran fuerza decidir qué hacer.”

Elbert Hubbard

 

Desde hace muchos años se hace una clasificación entre ciencias o letras. Cuando llegas a un determinado curso en el colegio te obligan a decidir entre ciencias o letras.

A lo largo de la historia esta elección ha tenido muchas denominaciones. Ahora las elecciones son entre el itinerario de humanidades, el de sociales, el de artes, el ciencias de la salud o el científico-tecnológico.

Incluso en la universidad en los Grados y en los títulos de Máster se distinguen 5 ramas de conocimiento: artes y humanidades, ciencias, ingeniería y arquitectura, ciencias de la salud y ciencias sociales y jurídicas.

Y la vida real, ¿coincide con estas ramas y clasificaciones?

Estas agrupaciones comenzaron con la introducción de la educación obligatoria y por lo tanto con la masificación de la educación. Pero antes de que la educación escolar fuera obligatoria las personas se también educaban. ¿Lo hacían eligiendo ciencias o letras?

Las personas con recursos que eran conscientes de la importancia de tener una buena educación y que decidían invertir en la formación de sus hijas, contrataban una institutriz. Era una profesora que acudía a su casa e instruía a sus hijas. Esta institutriz no estaba especializada en ciencias, artes o letras y, por tanto, no les enseñaba solo unas materias determinadas. La institutriz les enseñaba muchas de asignaturas, desde lectura y escritura, aritmética o geografía hasta astronomía, francés, buenos modales, a tocar el piano, a coser o a bordar. Todas las habilidades y conocimientos que se consideraban adecuados y válidos para desenvolverse en sociedad.

Entonces, ¿por qué surge la clasificación entre ciencias o letras? ¿Para qué se crea?

Como cualquier clasificación sirve para dividir las personas de un grupo. En el colegio nos dividen por edades y, llegados a un determinado curso, nos dividen también por ramas o itinerarios. Pero esta distinción es ficticia. No existe en la vida real.

En YourBestYou hemos hecho más de 100 entrevistas a profesionales que aman su trabajo y una pregunta que les hemos hecho a todos es si su trabajo o su profesión es de ciencias o es de letras. La contestación habitual es que no es de ninguna de las dos. Nos dan respuestas tan fantásticas como que las letras y las ciencias son complementarias. O que su trabajo no es de ciencias ni de letras, sino de la vida.

Las decisiones que tomamos son los que nos define. Llega un momento en la vida en que no hay nada más que hacer, sino seguir tu propio camino… A donde vas no encontrarás huellas ni senderos, solo tu propio instinto. “

Sergio Bambaren

En la vida los trabajos no son de ciencias ni de letras. La mayoría combina aspectos de letras y de ciencias. Por ejemplo un dermatólogo como Enrique Alberdi. A primera vista puede parecer que tiene un trabajo de ciencias. Sin embargo cuando le preguntas te cuenta que parte de su trabajo es de letras. Además de atender a sus pacientes no deja de aprender y suele ser habitual que se encuentre en un grupo de investigación en el que tiene que escribir y documentar sus descubrimientos y exponerlos ante la comunidad científica. https://www.youtube.com/watch?v=9OD8nvCWo_I&t=7s

O pensemos en Fabiola Almarza Lorente-Sorolla. Además de dedicarse a su vocación pintando cuadros y haciendo grabados, da clases y transmite su sabiduría a sus alumnos y para ello debe gestionar las clases y administrar las compras, las ventas, etc…. https://www.youtube.com/watch?v=ftgyRNGtGzE&t=193s

Cuando tengas que elegir entre ciencias o letras, entre humanidades, artes o el itinerario científico-tecnológico ten en cuenta que sólo te va a condicionar en esa etapa, no en tu vida laboral.

Un consejo: cuando te hagan elegir busca siempre una tercera posibilidad: elige ambas.

Es como elegir entre playa o montaña. Cambia el “o” por “y” y quédate con las dos.

Confía en ti mismo sin importar los que los demás piensen. Arnold Schwarzenegger

Elige siempre teniendo en cuenta que hay habilidades y conocimientos que agradecerás tener cualquiera que sea tu trabajo.

Algunas habilidades y conocimientos que necesitarás en el futuro son: saber expresarte por escrito y verbalmente, saber negociar, conocer el dinero y saber cómo gestionarlo, hablar en público, saber vender, aprender a tratar con las personas o tener unas relaciones fáciles y amistosas. Algunas las podrás aprender en el colegio y otras las aprenderás por tu cuenta. Pero elige siempre las que más te favorezcan para tu futuro.

 

“¿Qué es eso que te gusta hacer? Si no te gusta, déjalo porque serás perezoso al hacerlo. No tienes que quedarte con un trabajo para el resto de tu vida, porque si no te gusta nunca tendrás éxito en él”

Lee Iacocca