/EL SABER SÍ OCUPA LUGAR

EL SABER SÍ OCUPA LUGAR

“La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo” Nelson Mandela

 

Seguro que te han dicho muchas veces que el saber no ocupa lugar, ¿lo has oído alguna vez?

Y, hasta puede que estés de acuerdo.

Yo creo que el saber ocupa lugar.

Es cierto que, como decía Einstein: “La mente que se abre a una nueva idea, jamás vuelve a su tamaño original” y por lo tanto aprender es bueno, amplia tu mente y tu visión de las cosas.

Pero, el saber sí ocupa lugar.

Desde el momento en que nuestro tiempo es limitado y, como dicen nuestros abuelos: la vida es un suspiro; el tiempo que dedicamos a una cosa nos impide destinarlo a otras. Al fin y al cabo, una elección no es más que un descarte ilimitado que deja una sola opción permitida.

Además, si llenas tu cabeza con unas ideas, descartas muchas otras que no estás incluyendo en tu aprendizaje.

Por si eso fuera poco, ten en cuenta que tus recursos son limitados, así que cuando decides invertirlos en aprender algo estás decidiendo al mismo tiempo no invertirlos en otros aprendizajes.

Por eso es IMPORTANTE que la decisión que tomes a la hora de aprender, sea la correcta y que enfoques todos tus estudios en la misma dirección para que así logres éxito.

No es lo mismo decidir que vas a estudiar 2 horas al día e invertirlas este año en aprender matemáticas, el año que viene filosofía, al siguiente inglés, al otro en tenis; que decidir primero que lo que quieres es convertirte en astronauta y aprender lo máximo posible sobre física, informática, matemáticas, biología, dinámica de fluidos, ecuaciones de movimiento, algoritmos, sistemas de comunicación a distancia, radiofonía, sistemas electrónicos y mil materias más que lograrán que seas el mejor astronauta de todos los tiempos.

La realidad es que el sistema escolar actual sigue el lema de que el saber no ocupa lugar, y así desde el colegio nos cambia de materia cada 50 minutos, que nos empuja a elegir desde la ESO y hasta la universidad sin un objetivo claro y con unos resultados que hablan por si solos:

  • Con un 23,5% España se sitúa a la cabeza de Europa en abandono escolar temprano, la media en la Unión Europea es del 11,9% (según los últimos datos de la oficina de estadística comunitaria Eurostat). Este abandono es el referido a los jóvenes de 18 a 24 años que dejaron de estudiar después de la enseñanza obligatoria, muchos sin haber obtenido el título de ESO.
  • Según el informe Pisa de 2006, en una lista de 56 países, los estudiantes españoles de 15 años ocuparon la posición 35 en lectura, la 32 en matemáticas y la 31 en ciencias.
  • Tres de cada cuatro bachilleres se encuentran en una situación de incertidumbre porque ni siquiera saben qué quieren estudiar, según un informe de la consultora Círculo Formación.

Y los datos de la etapa universitaria no son más alentadores:

  • Analizando los testimonios obtenidos de la participación de más de 17.000 jóvenes en el Salón de Orientación Universitaria Unitour organizado en 23 ciudades españolas, se observa que casi cuatro de cada diez estudiantes barajan hasta tres posibles carreras, mientras que un 33% duda entre dos y un 6% se encuentran totalmente perdido.
  • Según el último informe de la Fundación Conocimiento y Desarrollo (CYD) la tasa global de abandono del estudio universitario en el curso 2014-2015 (de los estudiantes que entraron en el curso 2010-2011) fue del 34,5%, siendo la media de la UE el 14,2%.
  • Y la tasa global de cambio de estudio fue del 12,5% en 2014-2015 para los estudiantes que entraron en el curso 2010-2011.

Yo siempre he mantenido que aprender es divertido. Sólo se vuelve aburrido cuando se convierte en una obligación.

Y parece que ahora tenemos la obligación de estudiar: de estudiar todo lo que se nos dice en el colegio, de sacar buenas notas, de ir a la universidad, de estudiar un Máster, estudiar uno o dos idiomas, etcétera.

Nunca consideres el estudio como una obligación, sino como una oportunidad para penetrar en el bello y maravilloso mundo del saber” Albert Einstein

¿No será que todas estas obligaciones nos están impidiendo centrar nuestros esfuerzos?

Con estos datos hay una cosa clara: no lo estamos haciendo bien. Así que, si queremos que las cosas mejoren tenemos que cambiar algo. Porque si seguimos haciendo las mismas cosas, obtendremos los mismos resultados.

Y yo me pregunto, ¿por qué en el colegio, cuando la educación es obligatoria, tenemos que aprender los contenidos del plan de estudios actual?

No sólo están obsoletos y totalmente desfasados, sino que, además, no son el mejor medio para construir ciudadanos y personas aptas para el mercado laboral y mucho menos sacan lo mejor de cada una.

Si te gusta la música y quieres ser violinista, ¿crees que lo puedes averiguar en la escuela?

¿Y si lo que te apasiona es el baloncesto, el fútbol, el flamenco, la física cuántica o ser un orador?

Me temo que la respuesta es un rotundo NO.

A todos los padres que quieran ayudar a que sus hijos saquen lo mejor de sí mismos y encuentren su vocación, y a todos los jóvenes que tienen que decidir o están decidiendo os propongo que cambiéis las reglas para ser ganadores en este juego. Para ello os doy 3 claves:

Primero INVIERTE EN EDUCACIÓN: es invertir a caballo ganador, como si tuvieras todas las papeletas compradas. Siempre ganarás.

La inversión que haces en educación te es devuelta con creces, multiplicada. Según el Banco Mundial, la tasa de retorno de la inversión en educación oscila entre el 12,3% y el 20%.

La inversión en educación crea progreso, no sólo para el que estudia, sino que se refleja en todos los que se ven afectados de una u otra manera por los efectos de ese aprendizaje.

La ecuación: mayor inversión en educación = mayor nivel de renta, está demostrada.

La educación no es un gasto, es una inversión.

Si crees que la educación es cara prueba con la ignorancia…. “Derek Bok (Harvard University)

La inversión en educación consigue que seas capaz de aprovechar las oportunidades y de readaptarte con facilidad a nuevos entornos.

La inversión en educación logra que tomes mejores decisiones.

La educación cambia a las personas que van a cambiar el mundo” Paulo Freire

Segundo: Realiza esa inversión de manera inteligente: FOCALÍZALA. No aprendas cualquier cosa ni cambies de objetivo cada vez, busca una meta: tu meta, y dirige tus aprendizajes a conquistarla.

Tercero: Adecúa el tiempo a tu meta. Estamos acostumbrados, y cada vez más, a tener lo que queremos con mucha rapidez, en muchos casos con inmediatez. Pero no debes descuidar lo que logras a medio y largo plazo. Es cierto que enviar un mensaje a alguien y que te conteste en el momento está genial. Pero no infravalores las consecuencias y resultados de los esfuerzos que mantienes en el tiempo. A veces sobrevaloramos lo que conseguimos a corto plazo e infravaloramos lo que conseguimos a largo plazo. No puedes convertirte en el mejor astronauta del mundo en un día, una semana o un mes. Para eso es mejor realizar pequeños esfuerzos continuados en el tiempo. Apuesta por los resultados que quieres lograr, aun cuando sean a largo plazo y sus consecuencias queden diferidas.

En YourBestYou hemos hecho más de 100 entrevistas a profesionales que AMAN su trabajo y han obtenido éxito y prestigio, cada uno en su ámbito. Independientemente de si la persona tenía clara su vocación desde pequeño y ha orientado su carrera laboral para logarlo, como si la persona ha ido haciendo cambios hasta encontrar su vocación, todos ellos han focalizado sus esfuerzos en una dirección, todos han obtenido resultados porque se han enfocado en lograr un objetivo: su meta. Todos han perseverado para conseguirla y todos han destinado sus estudios y aprendizajes a lograrla. Todos han sabido ver que el aprendizaje ocupa lugar y le han dado el destino que ellos querían. No se trata de llenar la mente con cosas, sino de seleccionar y elegir los aprendizajes que quieres que se queden contigo.

No se trata de llenar la mente con cosas, sino de seleccionar y elegir los aprendizajes que quieres que se queden contigo. Click To Tweet

Si no tienes tu objetivo, si dudas entre 2, 3 o más opciones y quieres averiguar cuál es el mejor para ti, o si ya lo tienes y necesitas que alguien te ayude y te guíe para conocer la mejor manera de alcanzarlo, pregunta a alguien que ya haya llegado allí, contrata un Mentor. Visita nuestros Mentores: http://yourbestyou.es/mentores.html