/Y TÚ, ¿TE ESTÁS PREPARANDO PARA TENER TRABAJO EN EL FUTURO?

Y TÚ, ¿TE ESTÁS PREPARANDO PARA TENER TRABAJO EN EL FUTURO?

Estamos viviendo una época donde los cambios se suceden de modo exponencial. El trabajo incluido.

Hace unos meses celebrábamos el 70 aniversario del primer vuelo comercial a América por parte de una aerolínea española, que, por supuesto, tuvo que repostar durante el vuelo para llegar a Argentina. Hoy, volar a cualquier parte del mundo nos parece lo normal. Ahora sólo queremos que lleguen antes.

En España hasta los años 50 y 60 había mujeres que recogían la ropa en los domicilios de la gente e iban a lavarla al río, las llamadas lavanderas. Hoy le pedimos a la máquina lavadora que gaste poco, lave bien y nos quite todas las manchas; y todo ello con ahorro energético y poco gasto.

Hace 40 años en España ver un extranjero era algo excepcional. Hoy es habitual y poco a poco los encontramos haciendo parte de la vida cotidiana con nosotros; según los últimos estudios de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (Crue) en 2011 de cada 100 estudiantes españoles, 2,8 eran extranjeros. En 2017 de las 120 plazas disponibles del Máster de Investigación en Periodismo de la Universidad Complutense de Madrid, 102 las cubrían estudiantes chinos. Y es sólo un ejemplo.

Para hablar con alguien de otro país necesitas o bien saber su lengua, o que él sepa la tuya o utilizar alguien que conozca ambas y haga de traductor. Hoy ya es posible mantener una conversación entre un español y un chino simultáneamente por Skype, cada uno en su país, sin necesidad de una persona que haga de traductor.

No somos conscientes pero los cambios, en épocas pasadas sucedían a un ritmo muchísimo menor. La agricultura comenzó en el período Neolítico, antes del año 7000 a. C., y ha sido una fuente de trabajo desde entonces. Hoy en día siguen existiendo agricultores.

Las personas se desplazaban en coche de caballos desde el siglo XVI: en España el primero fue en 1546, y no es sino hasta 1886 cuando se inventó el primer automóvil, y hasta el siglo XX no se comercializó. ¿Imaginas un viaje Madrid-Cádiz en coche y sin conducir? Antes diríamos que era ficción: como Kit, el coche fantástico. Hoy es ya una realidad, es ciencia, no ficción, y, según los expertos, estarás comprándote un coche “de esos” en menos de una década.

El trabajo está cambiando, y a una velocidad vertiginosa. Tan sólo el 1% de los empleos que existían hace algo más de un siglo han pervivido tal cual. Nuestro trabajo puede cambiar completamente del modo como lo conocemos hoy. Y estos cambios no han hecho más que empezar.

Y tú, ¿te estás preparando para tener trabajo en el futuro?

Me refiero a un buen trabajo.

El estudio realizado por  Michael Osborne y Carl Frey de la Universidad de Oxford en 2013 resolvió que el 47% de los empleos pueden considerarse de alto riesgo de ser automatizados en los próximos 10 o 20 años: un veredicto demoledor.

En aquel entonces los demás señalaban que eso era ciencia ficción, pero la realidad está demostrando que es más ciencia que ficción.

La fusión de la robótica, las tecnologías de la información y la inteligencia artificial van a tener un impacto devastador en el mercado laboral

Todos los trabajos que se pueden automatizar, es decir, cuya actividad puede realizar una máquina, se automatizarán. Están condenados a desaparecer.

¿Te has fijado que cuando llamas a alguna empresa, es cada vez más habitual que primero hables con una máquina?

Incluso las llamadas comerciales que te hacen, las inicia una máquina, te mantiene en espera y luego te pasan con un operador.

Vas a poner gasolina y ya encuentras muchas gasolineras gestionadas por máquinas, sin ninguna persona que atienda al público. Y en EEUU ya hay tiendas enteras sin dependientes.

Muchas tareas comerciales ya se están automatizando: por ejemplo, a través de Google y sus anuncios que personalizan las ofertas o Facebook con las páginas con gente y grupos que podrían interesarte.

Este proceso de automatización no se va a limitar a los trabajos menos cualificados, como dicen algunos. La Inteligencia Artificial también va a llegar a ámbitos como la educación, la administración, el transporte, la venta, el ámbito legal, el contable o la salud y la medicina.

Boston Consulting Group ha pronosticado que el 25% de los puestos de trabajo disponibles en la actualidad serán sustituidos por un software inteligente o robots ¡en 2025!!

Se estima que en 2030, entre 400 y 800 millones de personas en todo el mundo tendrán que cambiar de trabajo ante la llegada de los robots.

Incluso se está hablando de que en menos de 100 años los humanos no tendrán que trabajar.

La realidad es que el futuro, a pesar de todos los avances, no lo conocemos ni podemos conocerlo. Por muchas predicciones que hagan o estudios, son sólo eso: hipótesis y previsiones.

Cuando llegó la revolución industrial el 70% de la población trabajaba en la agricultura, hoy no queda ni el 1% de los trabajos de entonces. Y no nos hemos quedado sin trabajo.

Así que, de nuevo, nos encontramos en una época de cambios. Y si quieres sobrevivir en esta época tendrás que adaptarte.

Muchos trabajos de hoy, hace 5 años no se consideraban trabajos, son esos trabajos que si se los cuentas a tu abuela (o a tu madre), no sabe si le hablas de una comida nueva o una nueva moda: instagramer, scrum master, diseñador de UX, especialista en servicios en la nube, beachbody coach, operador de drones, influencer, youtuber y un sinfín de trabajos más.

Tengo una buena noticia. ¿Quieres estar preparado pase lo que pase? Aunque el futuro es incierto, sí puedes estar seguro de que si trabajas en tu vocación no sólo no te faltará trabajo, sino que serás exitoso y muy feliz desarrollándolo.

¿Quieres saber si un trabajo tiene futuro? ¿Quieres saber si es para ti? En YourBestYou te ayudamos: ponemos a tu disposición ilustres Mentores Vocacionales que te ayudarán: http://yourbestyou.es/mentores.html