/CONSEJOS A MI YO DE 18 AÑOS PARA ELEGIR LA CARRERA

CONSEJOS A MI YO DE 18 AÑOS PARA ELEGIR LA CARRERA

Todavía recuerdo con mucho detalle cuando me tocó elegir la carrera. Ya tenía la Selectividad y, aunque no estaba conforme con la nota, me daba de sobra, así que, ¿para qué preocuparse?

Lo malo venía ahora: tocaba elegir, sin vuelta atrás, o al menos yo lo viví así. Y todos mis miedos se agrandaron, algunos me hablaban a todas horas: ¿y si te equivocas? ¿y si tus padres tienen razón y no les haces caso? ….

Lo cierto es que ahora lo veo desde una perspectiva muy diferente. Todos esos miedos ya no me dan miedo, ningún miedo, la verdad. Además, veo otros factores que entonces no tuve en cuenta y ahora sí me parecen importantes.

Si yo pudiera hablar con mi yo de aquella época, si pudiera retroceder en el tiempo, le diría varias cosas:

 

  • Le diría que se tomase tiempo, que es una decisión que va a afectar a muchas facetas de su futuro, por lo que es importante no tomar esa decisión porque te toca, ahora, en estos días.

No tienes que decidirlo ahora. De hecho, en decisiones tan importantes es mejor tomarse más tiempo y tener clara tu decisión, que resolver precipitadamente porque te toca elegir ya, porque tienes que elegir. No tienes que elegir. No tienes que decidir ya.

En muchos países, sobre todo anglosajones, antes de ir a la universidad los alumnos se regalan un año intermedio: gap year, y lo emplean para viajar a otros países, comenzar su etapa laboral y pensar, con calma, qué van a querer estudiar en la universidad.

De este modo consiguen tomar una decisión de un modo más objetivo, al alejarse de factores como la familia o el colegio, los profesores o los amigos; y de un modo más tranquilo, sin las prisas que, como dicen las abuelas, son malas consejeras.

 

  • Le diría que tomara conciencia de que la decisión de estudiar una carrera es una decisión a futuro, para trabajar en algo. Estudias en la universidad para prepararte para realizar un trabajo: dedicas e inviertes tu tiempo, tu dinero, tu ilusión y tu esfuerzo de unos años para estar preparado después y poder realizar y desarrollar un trabajo. Porque esos estudios te capacitarán para hacer un trabajo. Al menos en teoría.

Es por ello por lo que es importante tomarse tiempo para decidir en qué y de qué vas a querer trabajar, porque, una vez lo tengas claro, sabrás qué estudios cursar.

 

  • Le diría que contemplase otras opciones, que además de las posibilidades que ha sopesado, que también se abra a nuevas posibilidades. Que tenga en cuenta que además de buscar trabajo, o lo que es lo mismo, trabajar para otros, hay otras alternativas: ser tu propio jefe, siendo autónomo o crear tu propio negocio. También puedes entrar en el mundo laboral siendo inversor, ayudando a otros a iniciar o a hacer crecer su negocio.

En cualquier caso, le diría que además de los trabajos que conoce hay muchos otros que ni siquiera sabe que existen; que investigue, quizá encuentre uno con el que se le encienda la bombilla. Para ello le recomendaría consultar las entrevistas que YourBestYou tiene en YouTube en la lista de reproducción YourBestYou-Trabajo Feliz (https://www.youtube.com/watch?v=jra-CznWGn8&list=PLfkvfYqBKUB49KXRxROOAgxeJSGqEPkj-). Allí te cuentan, como en ningún otro sitio, qué hacen en sus trabajos, en qué consisten, cómo han llegado hasta allí y n muchas cosas más.

 

  • Le diría que fuera más allá, que al igual que en otras épocas los trabajos han ido desapareciendo, en esa época también desaparecerán trabajos.

Y también se crearán nuevos y traerán nuevas oportunidades de trabajo y de negocio.

 

  • Le diría que teniendo en cuenta que va a decidir invertir su tiempo, su dinero, sus esperanzas e ilusión esos años de su vida, 4, 5, 6 ó más, que tuviera en cuenta que los trabajos van cambiando y que le tocará buscar o crear trabajo unos años más adelante en el futuro.
  • Que si su trabajo pude ser reemplazado por una máquina, que no se prepare para desarrollarlo.
  • Que si su trabajo ya no se va a necesitar, que busque otro.
  • Que si el trabajo que quiere lo van a hacer otras personas en alguna parte del mundo a un precio invencible, que buscase otro.

 

Hablaría tranquilamente con mi yo de 18 años y le diría que trabajar es ayudar a los demás, y que tiene que elegir a quién quiere ayudar y en qué quiere ayudar.

  • Le diría que no tiene que trabajar, que no lo vea como una obligación, sino como una opción para ayudar y dejar el mundo más bonito de lo que lo ha encontrado.

 

  • Le diría que aislase factores que pueden entorpecerle para tomar la decisión correcta: por ejemplo, lo que tus padres quieren que hagas, para lo que te llega la nota, si hay salidas, o el dinero que se gana con ese trabajo; no son más que elementos que te llevarán a tomar una decisión errónea.

 

  • Le diría que tiene mucho que aportar, que elija un trabajo donde pueda desarrollar y mejorar su talento o talentos, que le haga brillar y le permita ayudar más a más personas.

 

  • Le diría que, según los expertos, las personas tenemos un cerebro dividido en 2 partes: la parte izquierda o racional y la parte derecha donde las emociones nos guían. Es importante tener en cuenta las dos, cada una nos aporta algo. Normalmente en estas decisiones relevantes en nuestra vida, solo tenemos en cuenta la parte más racional y nos llenamos de argumentos y justificaciones para cargarnos de motivos que justifiquen que nuestra decisión es la correcta. Por eso, sabiéndolo, es bueno parar, hacer un descanso y dejar que nuestra parte derecha nos hable.

 

  • Le aconsejaría que preguntase, que cuando tenga clara su decisión, la contraste. Para ello nada mejor que buscar una persona que haya llegado donde tú quieres llegar y preguntarle. En YourBestYou te ayudamos: tenemos un servicio de Mentoring Vocacional donde profesionales que AMAN su trabajo se ponen a tu disposición para ayudarte a comprobar si un trabajo es idóneo para ti, cómo alcanzarlo, qué carrera es mejor estudiar para lograrlo, las características que necesitas tener para trabajar allí, etc…

Si quisieras ser pintor, ¿a quién preguntarías para que te aconseje y te guíe?

Muchas personas estarán dispuestas a orientarte y a decirte lo que tienes que hacer, pero nadie te ayudará mejor que alguien que ya ha llegado donde tú quieres estar. http://yourbestyou.es/mentores.html

Para algunos tu opción les resultará imposible y te dirán frases como: de eso no se puede vivir o para llegar hasta allí debes tener mucho dinero, un enchufe o un padre que te ayude. Sólo alguien que ya ha llegado puede orientarte con objetividad y con conocimiento sobre donde él ha llegado, el resto lo podemos imaginar e intuir.

 

  • Por último, le diría que siempre se guiase por alcanzar lo que quiere y que no permita que sus miedos le impidan conseguirlo.