/ELEGIR POR DINERO

ELEGIR POR DINERO

La semana pasada vimos que elegir la carrera porque tiene salidas laborales es un error. También valoramos que una de las opciones mayoritarias por las que la gente elige la carrera universitaria es por dinero, por el dinero que van a ganar una vez terminen la carrera.
Esto implica varias cosas, en primer lugar presume que en función de la carrera que estudies ganarás más o menos dinero. Por ejemplo, hay gente que mantiene que si estudias filosofía ganarás menos dinero que si estudias ingeniería informática.
Esta suposición da por hecho que las personas que terminan una carrera tienen trabajos en los que se gana poco dinero, y que personas que terminan otra carrera diferente tendrán trabajos en los que ganarán mucho dinero.
¿Es esto una realidad?
No siempre es así.
En las entrevistas de YourBestYou hemos constatado cómo personas que han estudiado filosofía ganan de media un millón de euros al año (https://www.youtube.com/watch?v=PN4D6EebboI), y otras personas que han estudiado ingeniería informática tienen un sueldo medio, entre los 25.000 € y los 30.000 € anuales o incluso inferior.
También hemos entrevistado a personas que sin tener una carrera universitaria han ganado y ganan mucho dinero como Berto Pena (https://www.youtube.com/watch?v=9eEYCOm40mk&t=19s) o Jorge Mingot (https://www.youtube.com/watch?v=CjMN2aLK4WM&t=14s&index=17&list=PLfkvfYqBKUB49KXRxROOAgxeJSGqEPkj-) y otras que teniendo estudios superiores y habiendo dedicado muchos años a formarse ganan en torno a 20.000€ al año incluyendo guardias como Diego Torres Navarro (https://www.youtube.com/watch?v=0uXJWl6b9TY&t=17s)

¿Qué carrera universitaria necesitas para ser jugador de fútbol de 1ª división y cuánto dinero ganan?

Esta premisa que identifica una carrera universitaria con un sueldo no tiene en cuenta el factor del tiempo. Todos sabemos la diferencia salarial que existe entre los que comienzan a trabajar y los que terminan su vida laboral o incluso entre medias las diferencias salariales tan enormes que hay en función de diversas circunstancias, como la empresa para la que trabajes, el puesto que tengas o si tienes una parte del sueldo en variable.
Esto aplica tanto a los trabajadores por cuenta ajena, que en España suponen la mayoría de la población activa, como a los autónomos o trabajadores por cuenta propia, que según los últimos datos no llegan a suponer un tercio del total de trabajadores en activo.
La vida laboral de cualquier trabajador no es lineal, a principios y mediados del siglo XX era habitual que una persona la desarrollase por completo en la misma empresa, pero hace años que las personas trabajan en más de 2 o 3 empresas a lo largo de su vida laboral y sus sueldos cambian tanto dentro de la misma empresa como cada vez que cambian de empresa.
Siendo cierto que el salario es uno de los factores determinantes para trabajar, las empresas ya conocen que a partir de un determinado nivel de salario, estimado en 75.000 dólares anuales, los empleados no se sienten más motivados a trabajar en una compañía, son otros factores los que más valoran.

La premisa de elegir por dinero también supone que cuando tú estudias una carrera, trabajas de aquello que has estudiado. Y esto no siempre es así. Cuánta gente conoces que ha estudiado una carrera y trabaja en algo completamente distinto. Hay gente que ha estudiado filosofía que trabaja en economía, otros que han estudiado economía y desarrollan trabajos de letras (https://youtu.be/PN4D6EebboI?t=34s).
Más que en función de la carrera universitaria que estudies, se puede vincular mucho más el trabajo que desarrollas al dinero que ganas. Aunque tampoco es siempre así.

Si tu objetivo es ganar mucho dinero debes tener en cuenta que los trabajadores que más dinero ganan son aquellos que crean trabajo, los empresarios.
Los empleados que más ganan, aquellos que anualmente ingresan más de 500.000,00€ por sueldo y otros conceptos generalmente variables en función del logro de objetivos, no llegan a suponer más del 0,002% de todos los trabajadores por cuenta ajena. El salario medio en España es de 1.881,30 euros mensuales. Es mucho más habitual encontrar muchos empresarios que con sus negocios superan todos los años esta cifra.

Seguramente te aconsejarán que cuando elijas la carrera pienses en el futuro. Este consejo viene de lejos, ya se lo daban a tus abuelos. Y la realidad ha demostrado con diversos estudios una relación inversa: aquellos que elegían con la intención de ganar mucho dinero generalmente comenzaban ganando más dinero y terminaban ganando menos que sus compañeros que elegían tanto su carrera como su trabajo por vocación. Estos últimos tenían comienzos más difíciles y empezaban ganando menos dinero, en el medio y sobre todo en el largo plazo acababan destacando y ganando mucho más que los compañeros que elegían por dinero.
Por lo que, incluso cuando tu objetivo sea ganar dinero, ten en cuenta que los que más dinero ganan son los que han elegido siguiendo su vocación. Y es ahí donde han logrado triunfar, a medio y sobre todo a largo plazo. Piensa en cualquiera de tus ídolos y pregúntate la razón que les ha llevado hasta donde se encuentran, ¿elegían por dinero?