/TOMANDO LAS RIENDAS DE MI FUTURO

TOMANDO LAS RIENDAS DE MI FUTURO

En resumidas cuentas, el músico debe tocar, el pintor debe pintar y el poeta debe escribir si quieren vivir en paz consigo mismos.
Abraham Maslow

Si estás en Secundaria o Bachillerato seguro que me entiendes, imagina la siguiente escena: te han invitado a una fiesta y te quieres comprar unos pantalones, vas a una tienda y como es tarde y están cerrando, coges rápidamente unos pantalones que estaban a la derecha en la entrada y los pagas. ¿Te gustaría ir de compras así? ¿Cómo te van a sentar? Lo más seguro es que lo tengas que devolver o cambiarlos por otros.
Para comprarte unos pantalones necesitas saber para qué los quieres. Lo primero es saber cómo es la fiesta, si la gente va a ir muy arreglada o va a ir informal. No es lo mismo que sea la celebración de la boda de tu mejor amiga en el jardín de un castillo que una fiesta en la playa o el cumple de un amigo en un bar de barrio.
Una vez lo tienes claro debes saber con qué los vas a conjuntar y elegir el color, el tipo de tela, el largo, etc…
Y después vas a varias tiendas, generalmente más de una, y escoges pantalones y te los vas probando hasta que encuentras el que es perfecto para ti para ir a esa fiesta.

Pues algo parecido a elegir a tientas hacemos cuando nos toca elegir un itinerario (entre ciencias o letras) o cuando decidimos la carrera universitaria que vamos a estudiar. Lo hacemos deprisa, casi siempre lo dejamos para el último momento, casi no le dedicamos tiempo y elegimos sin habernos planteado antes aspectos cruciales.
Y cuando tomamos así las decisiones, ¿cómo nos salen las cosas?
La estadística nos lo muestra, según un reciente estudio del Ministerio de Educación, en el curso 2015-2016 el sistema educativo en España tenía más de 10 millones de personas (10.817.557), de los cuales el 75,0%: 8.113.239 eran alumnos del régimen general del sistema educativo no universitario y sólo 1.548.369 (14,3%) eran estudiantes de la universidad. De estos últimos 1 de cada 5 estudiantes abandonan la universidad en su primer año. A nivel de estudiantes de Grado, cuyo porcentaje de abandono en el primer curso es del 22,5%, además hay que sumarle una tasa de cambio de carrera del 7,1%. Lo que nos muestra que curses los estudios que más te gustan ya es todo un logro.

Que tus estudios y tu trabajo coincidan no es habitual. Según estudios recientes más de la mitad de los trabajadores están sobre cualificados para el puesto que ocupan y este porcentaje se eleva casi hasta el 70% en el caso de los más jóvenes. Seguro que conoces a alguien que ha estudiado una carrera, luego hizo un Máster e incluso terminó el Doctorado y acaba trabajando en puestos para los que no se precisa cualificación universitaria, como comercial, tele operador, camarero o dependiente.

¿Te apetece tener un futuro así?
¿Quieres saber que eliges BIEN?

En primer lugar debes tener información: ten presente que todas las decisiones desde que empiezas con el itinerario (entre ciencias y letras), son para tener después un trabajo.
¿Cuántos trabajos conoces?
¿Sabes qué se hace en un trabajo? Si quieres ser pediatra, ¿sabes qué actividades hace en su trabajo? ¿Cómo es un día en su trabajo?
En YourBestYou hacemos entrevistas a profesionales que AMAN su trabajo para que nos lo cuenten. Todas las semanas publicamos una nueva, puedes verlas en nuestra web: www.yourbestyou.es y en YouTube: https://www.youtube.com/watch?v=jra-CznWGn8

No todos valemos para cualquier cosa, tú eres una persona Genial con un Gran potencial, lo que debes encontrar es en qué destacas, qué te gusta y se te da bien y cómo puedes desarrollarlo en un trabajo.

Cuando estamos enfermos vamos al médico y cuando queremos aprender un deporte nos apuntamos a clases especializadas. Cuando tenemos que elegir la carrera, ¿a quién acudes?
Aquí nos ayudan muchas personas, nuestros profesores, los orientadores, pero generalmente son nuestros padres nuestros mayores consejeros y en muchos casos se preocupan tanto por ayudarnos que descubren carreras nuevas e incluso algunas que están creándose y todavía no se han puesto en marcha.
Pero en la mayoría de los casos nuestros padres no son los que mejor nos pueden aconsejar. Ellos tienen un ideal de las mejores carreras universitarias, de los mejores trabajos y también tienen un ideal de nuestro futuro, de lo que debemos estudiar y en lo que tenemos que trabajar.
Pero no tienen que tener razón, pueden estar equivocados.
Si tus padres consideran que lo mejor para ti es que seas médico y tú quieres ser profesor de Infantil, ¿quién tiene razón?, ¿hay alguien equivocado?
Si tu padre es abogado y tu madre reumatóloga, ¿cómo te van a aconsejar sobre el trabajo de profesor de educación infantil? Y cómo sabrán ellos si ese trabajo puede ser bueno para ti.
¿No será mejor preguntar a un profesor de educación infantil?
Todos hemos tenido dudas e inseguridades respecto a qué dedicar nuestra vida, para estas ocasiones lo mejor es preguntar a un experto en el ámbito o en el trabajo que quieres desarrollar.
En YourBestYou hemos puesto en marcha un servicio de Mentoría Vocacional (http://yourbestyou.es/mentores.html) donde expertos de muchas áreas se ponen a tu disposición para que les preguntes sobre todas las dudas que tengas: ¿valdré como profesor?, ¿me dará la nota para entrar?, ¿les gustará a mis padres que yo sea profesor de infantil? ¿Merece la pena hacer la carrera? ¿Es mejor hacer un grado superior o un Grado universitario? ¿tiene salidas? ¿Es difícil encontrar trabajo de profesor de infantil? ¿Es agradecido el trabajo? ¿Es muy monótono? ¿qué talentos necesitas para desarrollarlo?, cuál es la mejor carrera universitaria o los mejores estudios para tener ese trabajo, cuánto se gana, las vacaciones que tienen, si ese trabajo existirá en el futuro…
Tu Mentor te ayudará a enfrentar las decisiones y los desafíos que se te presentan para que, utilizando la metáfora de los pantalones, te pruebes todos los pantalones que quieras hasta que encuentres los que mejor te sientan.

Cada camino profesional tiene sus propias características y para conocer si es un camino para ti, lo mejor es preguntar a un experto.

Tener un Mentor que te aclare tu futuro laboral es como tener un entrenador personal. Se convierte en un referente que te ayuda a tomar las mejores decisiones.