/El trabajo que no existe

El trabajo que no existe

Eres un ser humano, uno entre 7,5 mil millones. Tienes nombre y apellidos, así como una vida útil. Vives en un mundo cambiante en el que el HOY tal y como lo conocemos no será como el MAÑANA.

¿Cuantas veces a lo largo de tu vida has respondido a la pregunta qué quieres ser de mayor? Muchas, ¿verdad? ¿Qué has respondido? Verás, no queremos desilusionarte pero, salvo excepciones, es muy probable que ocupes un puesto de trabajo que no existe actualmente y puede que esa profesión soñada no exista en 10 años. Sí, como lo oyes. Para que lo entiendas, te vamos a poner el ejemplo de la Obsolescencia Programada aplicada al mundo de la tecnología; los teléfonos móviles se fabrican para que duren una media de 2 años, con el objetivo de que pasado ese periodo queden obsoletos, dejen de funcionar correctamente y adquieras uno nuevo. Además, tal y como avanza la industria de la telefonía móvil seguro que no quieres esperar a que se cumpla e

se periodo y estar a la última moda. Con muchos empleos tal y como los conocemos hoy en día pasará lo mismo. Incluso los que no son tan primarios que nacieron con la revolución de la informática quedarán obsoletos, pero esto no lo sabe todo el mundo.

Seguro que en más de una ocasión has visto en la tele imágenes de robots ensamblando las piezas de un coche. Los trabajadores de la fábrica de SEAT en Martorell que trabajaban hace más de 50 años en la producción del Seat 600 se quedarían literalmente de piedra si vieran cómo se fabrica un coche en el S. XXI. Pues bien, eso ya no es futuro, más bien es cosa del pasado. Desde hace varios años los robots conviven en las líneas de producción con la mano del hombre, encargándose de llevar a cabo las tareas físicas más tediosas y pesadas. Igual que la robótica mejoró a finales del S. XX las condiciones de trabajo en la fábrica, la Inteligencia Artificial sustituirá en muchos casos al intelecto. Prepárate porque tú también estás sujeto a un cambio, a otro cambio, solo que el que te ha tocado vivir es mucho más veloz, porque la tecnología avanza cada vez más rápido. No pestañees ni un minuto o te lo perderás TODO.

Esta reflexión tienes que tenerla muy presente y debes hacerte a la idea de que todo cambia y de que tú formarás, quieras o no, parte de esa progresión. La pregunta es, ¿estás preparado para el cambio más alucinante tras el gran avance de la II Revolución Industrial? ¿Quieres tender la mano a este salto de gigante o piensas luchar contra él en una guerra entre el hombre y la máquina? Si piensas así, de forma arcaica, siento decirte que tienes la batalla perdida. La tecnología no restará al mercado laboral, ayudará a que se creen nuevos puestos de trabajo adaptados a nuevas necesidades. APROVECHA LA OPORTUNIDAD, NO ES UNA AMENAZA. SÚMATE AL CAMBIO. La mano creativa e innovadora del hombre seguirá siendo necesaria. El factor humano es el que moldea el progreso, es el que le da sentido de existencia a todo lo que nos rodea. El hombre es el que crea la máquina para que ésta le dé forma a todo y genere progreso, y el ser humano es el único capaz de dar continuidad al mismo. Y te preguntarás cómo. Muy sencillo, “con su mejor yo”. ¿Sabes cuál es tu mejor TU? Descúbrelo en http://www.yourbestyou.es/

 

Santiago Araque